Ecoturismo volcánico

Debido a su gran extensión y a la diversidad de paisajes naturales, la Argentina tiene mucho que ofrecer al ecoturismo mundial. Posee nieve, selva, desiertos, lagos y ríos que, seguramente, al conocerlos, permanecerán contigo como parte de los destinos más memorables que puedas visitar.

Sin embargo, hay otros paisajes escondidos que esperan ser descubiertos y apreciados por aquellos que les gusta ver lo que la naturaleza tiene para ofrecer. Este es el momento en el que la belleza de los verdes árboles se transforma en un naranja infinito que se extiende a través de montañas, donde el césped se convierte en arena y el clima árido hace de las suyas. El ecoturismo volcánico es algo que no puedes dejar pasar, incluso aunque el camino sea arduo, pues podrás ver la naturaleza desde otro punto de vista.

La ruta de los Seismiles

En la provincia de Catamarca puede comenzar la aventura de tu vida. Al ir en ascenso, a través de 200 kilómetros, podrás ver un ambiente cambiante frente a tus ojos. Notarás el paisaje desértico que irá transformando sus colores para brindarte una experiencia nueva cada minuto.

En la ruta de los Seismiles, no solo encontrarás arena, sino una colección de 19 volcanes que se elevan a más de 6 mil metros de altura para darte una visión fuera de este mundo. Cerca de ellos podrás encontrar aguas termales, lagunas y animales propios de la región. Si deseas desviarte, podrás llegar al Mirador del Pissis, un lugar donde admirarás los paisajes desde un punto bastante alto y apreciarás el sistema de lagunas que allí se encuentra.

Si decides no salir de la ruta de los Seismiles y seguir en ascenso, te sorprenderás al haber llegado a Chile después del recorrido, pues la región sirve como punto fronterizo entre ambas naciones. Esta ruta es ideal para los intrépidos y para quienes desean conocer la Argentina que se esconde en los parajes más alejados.